PATRIMONIO NATURAL

El patrimonio geológico es una parte importante del patrimonio natural, por lo que se debe garantizar su conservación y facilitar su disfrute.

Ramales de la Victoria cuenta con una gran variedad de elementos geomorfológicos de gran interés, por lo que es uno de los municipios que se encuentran dentro de la candidatura "Geoparque Valles de Cantabria" en el marco del proyecto europeo Atlantic-Geoparks, a Geoparque Mundial de la UNESCO.

En los alrededores de nuestro territorio afloran calizas urgonianas, dando lugar a fuertes relieves como el Pico San Vicente o el Monte Pando. En este último se encuentra la cueva de Covalanas (o cueva de las ciervas rojas), un importante conjunto prehistórico declarado Patrimonio de la Humanidad (2008) por la UNESCO. ¡Pero no es la única! Próxima a Covalanas está la cueva de El Mirón, donde se encontraron los restos de la Dama Roja. La Cueva de Cullalvera es otra cavidad que se puede visitar, y que forma parte de un complejo cárstico de 12 km de recorrido.

Cueva Covalanas

Cueva visitable con pinturas rupestres

Enlace a Cuevas de Cantabria

Cueva Cullalvera

La Cullalvera se desarrolla en la caliza urgoniana del macizo del Pando, adosado al Moro.

Enlace a Cuevas de Cantabria

Información geológica en GEOKARST

GeoParque Valles de Cantabria

Fuente Iseña

De este manantial, se toma el agua para alimentar la ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable) que abastece la red de agua potable del municipio.

Visitable

Información geológica en GEOKARST

Coto El Cuende

En Gibaja, se puede visitar este paraje incomparable. Es un coto salmonero del río Asón, al que se puede llegar desde la estación del ferrocarril de Gibaja, paseando no más de 20 minutos por un sendero cercano a la orilla del río. Al llegar, respira y contempla este paisaje tan bello, donde el río se remansa y se acompaña de abundante vegetación de ribera.

En Gibaja, se puede visitar este paraje incomparable. Es un coto salmonero del río Asón, al que se puede llegar desde la estación del ferrocarril de Gibaja, paseando no más de 20 minutos por un sendero cercano a la orilla del río. Al llegar, respira y contempla este paisaje tan bello, donde el río se remansa y se acompaña de abundante vegetación de ribera.